free web stats

Reflexión 3 de Marzo de 2018

BUENO Y DELICIOSO

Salmo 133:1-3 Cántico para los peregrinos que suben a Jerusalén. Salmo de David

¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía! 

2Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; 

3Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna. RV60.

El matrimonio debe ser bueno y delicioso.

Bueno es una palabra que proviene del hebreo tôb: que significa favorable; festivo; agradable; encantador; mejor; correcto, placentero. Lo que significa que aquello que es bueno nos beneficia y nos hace bien. Una buena alimentación favorece nuestra salud. Un buen descanso nos hace sentir relajados y recuperar fuerzas. Una buena cena, acompañada de una buena charla, nos hace sentir contentos.

Por lo que podemos entender que hay cosas en la vida que son buenas pero no deliciosas y otras más, que aunque podríamos decir que son deliciosas, no son para nada buenas.

Delicioso, agradable y encantador se aplican tanto a personas como a cosas: por ejemplo la comida, el tiempo, la convivencia. Es algo que encontramos, deleitoso, placentero, ameno y apacible, lo que hacemos disfrutando a tal grado, que cuando se termina sentimos que el tiempo pasó volando. 

Por el contrario, hay algunas cosas que nos hacen sentir pesados, aburridos y que el tiempo no pasa y ya deseamos que se termina o que pase.

El matrimonio es algo que debe ser bueno y delicioso. El Señor dijo: No es bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda idónea. El matrimonio es bueno desde la percepción de Dios, pues una vez que hubo bendecido a la primer pareja, dijo: Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

Pero para llegar a esa condición de que nuestro matrimonio sea bueno en gran manera, debemos observar los siguientes Principios:

1. Vivir en armonía. Unidad. Comunicación. Paz, conformidad, concordia, acuerdo, concierto. que han aprendido a hacer a un lado la discordancia y el conflicto.

Las relaciones entre las personas. 

Aprender a convivir guardando un equilibrio, contrapeso, igualdad, proporción en la relación de pareja, es decir, ninguno de los dos se enseñorea del otro, ni lo aplasta, ni le roba su personalidad, ni lo absorbe, sino que le permite desarrollarse en plenitud de carácter y personalidad.

Una relación que vive con inteligencia para buscar los acuerdos y evitando pleitos.

2. La unción o bendición de Dios en la familia, comienza por la cabeza. La cabeza es el sacerdote. El varón debe asumir su responsabilidad de actuar como cabeza y como sacerdote de su casa. La mujer debe estar dispuesta a aceptar a su esposo como cabeza y como sacerdote. perfume que corre de la cabeza a los pies.

La unción expresa la bendición, el poner en marcha algo, el otorgamiento de una capacidad y un honor especiales, eso es lo que Dios desea para el matrimonio.

Cabeza. Además del uso generalizado que tenía este término como jefe o responsable, refiriéndose a quien asume la responsabilidad de familia, representa el gobierno y el poder, como cuando Dios declaró que la Simiente de la mujer heriría la cabeza de la serpiente Génesis 3:15

En el NT el término kephalẽ se emplea para denotar la posición relativa del hombre en la Naturaleza, y de Cristo y de Dios: 1 Corintios 11:3 Pero hay algo que quiero que sepan: la cabeza de todo hombre es Cristo, la cabeza de la mujer es el hombre, y la cabeza de Cristo es Dios

Lo que nos da el siguiente mensaje: Pero hay algo que quiero que sepan: el origen de todo hombre es Cristo, el origen de la mujer es el hombre, y el origen de Cristo es Dios; o bien,  sepan que cada hombre es responsable ante Cristo, la mujer es responsable ante su marido, y Cristo es responsable ante Dios.

Así como la cabeza de un ser humano conduce y controla su cuerpo, así debe funcionar la familia.

3. Desciende sobre la barba. La barba señala la madurez de la relación. Para los hebreos, una barba abundante y rizada era símbolo de hombría y adorno muy preciado. La pareja debe crecer en madurez, no solo en edad, así com o celebramos cada aniversario de boda, debemos ir viendo un incremento en la madurez de nuestra relación. Madurez: estar en la plenitud (alcanzado su objetivo, sus propósitos, completándose, perfeccionándose. 1 Corintios 14.20 Amados hermanos, no sean infantiles en su comprensión de estas cosas. Sean inocentes como bebés en cuanto a la maldad pero maduros en la comprensión de asuntos como éstos.

4. Vestiduras. Por primera vez se usa una vestidura en el Huerto de Edén donde el delantal de hojas de higuera fue un esfuerzo por ocultar la desnudez del primer matrimonio. 

Este uso de la vestidura como un medio de ocultar la realidad se encuentra en pasajes tales como Mateo 7:15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces., donde se describe a los falsos profetas que se presentan con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces, esto es, ocultan sus verdaderos propósitos con un exterior manso como un cordero.

La vestidura también se usa para indicar una relación muy cercana, así como el vestido se ciñe al cuerpo. Así se usa figuradamente de la esposa Malaquías 2:16 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales. Lo más cercano que tenemos a nuestro cuerpo son nuestras vestiduras y lo más cercano que tenemos el varón es nuestra mujer y la mujer al varón.

Con frecuencia, las características dominantes de una persona se expresan por el uso de vestiduras, como cosas que se usan todos los días. El Espíritu Santo señala toda la naturaleza de una persona como algo que la viste Colosenses 3:7-15 Ustedes solían hacer esas cosas cuando su vida aún formaba parte de este mundo; 8pero ahora es el momento de eliminar el enojo, la furia, el comportamiento malicioso, la calumnia y el lenguaje sucio. 9No se mientan unos a otros, porque ustedes ya se han quitado la vieja naturaleza pecaminosa y todos sus actos perversos. 10Vístanse con la nueva naturaleza y se renovarán a medida que aprendan a conocer a su Creador y se parezcan más a él. 11En esta vida nueva, no importa si uno es judío o gentil, si está o no circuncidado, si es inculto, incivilizado, esclavo o libre. Cristo es lo único que importa, y él vive en todos nosotros. 12Dado que Dios los eligió para que sean su pueblo santo y amado por él, ustedes tienen que vestirse de tierna compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia. 13Sean comprensivos con las faltas de los demás y perdonen a todo el que los ofenda. Recuerden que el Señor los perdonó a ustedes, así que ustedes deben perdonar a otros. 14Sobre todo, vístanse de amor, lo cual nos une a todos en perfecta armonía. 15Y que la paz que viene de Cristo gobierne en sus corazones. Pues, como miembros de un mismo cuerpo, ustedes son llamados a vivir en paz. Y sean siempre agradecidos. Mire de qué vestidos nos habla el Señor: compasión hacia nuestro cónyuge en lugar de crítica y de juicio, humildad, mirando a nuestro cónyuge como superior a nosotros mismos, gentileza, es decir, darle el mejor de los tratos que podamos dar a cualquier persona, paciencia, pues la mayoría de las personas (varón o mujer) somos impacientes especialmente con el cónyuge.

El resultado es la bendición sobre la pareja, sobre los hijos y sobre la familia entera.

Efesios 1:3 Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo. ¿Se da cuenta que Dios nos quiere bendecir con toda clase de beneficios? Y por favor, no crea que le estoy hablando de la doctrina de la prosperidad o algo así, sino que simplemente deseo que usted entienda que el anhelo de Dios es bendecir a sus hijos.

Santiago 1:17 Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, del Padre de las luces, en quien no hay cambio ni sombra de variación. Esto es la bendición de Dios sobre nosotros, y por la cual nosotros a nuestra vez bendecimos a Dios dando gracias, alabanza y adoración.

Bendición es la invocación del apoyo activo de Dios para el bienestar y la prosperidad, o el recibimiento mismo de estos bienes en todos los niveles de nuestra vida: espíritu, alma y cuerpo..

 

Viva un matrimonio y una familia buena y deliciosa.

  • Visto: 1086